Yo y el camino por delante, solo.
De vuelta de todo, sin haber ido a ninguna parte.
Manos duras, heridas sangrantes.
Los recuerdos revueltos,
tirados en el suelo.
Trotes y maltratos, zancadas y pisadas.
Bailes yertos y trasnoches en la calzada.

Polvareda envolvente que quema lo que queda.
Destrezas que tuve antes.
Sombras vagas de árboles talados.
Nubes quietas entre cielos abiertos.
Volver a ser, salvaje.